¿Qué era más importante para Fernando el Católico: América o Italia?

Ducado acuñado en Nápoles en 1503 ó 1504, con la efigie de los reyes Fernando e Isabel (fuente).

El rey Fernando II de Aragón y V de Castilla, llamado “el Católico” por sus contemporáneos, es famoso entre otras cosas por haber patrocinado junto a su mujer Isabel el descubrimiento y conquista de América por los españoles. Una tarea así podría haber absorbido por entero a cualquier gobernante. Sin embargo, cuando se estudia la vida del rey Fernando se da uno cuenta de que entre 1492 y su muerte en 1516 dedicó mucho más tiempo a guerrear en Italia que a la empresa de las Indias. ¿Por qué?

Un motivo obvio era que, si Fernando no intervenía, Italia iba a terminar cayendo en las garras de los reyes de Francia, que siempre reclamaron el ducado de Milán y el reino de Nápoles para sí. Francia era aliada tradicional de Castilla pero enemiga histórica de Aragón y esta rivalidad la mantuvo Fernando durante casi todo su reinado.

Pero había otra razón de peso: Italia era rica.

Estos días me he cruzado por azar con un informe secreto del embajador veneciano en España, Zuan Badoer, que con fecha de enero de 1515 detalló los ingresos fiscales del rey Fernando. Expresaba las cifras en ducados, moneda veneciana de oro. Los números son  reveladores.

De un total de 700.000 ducados anuales que ingresaba el monarca, el reino de Nápoles aportaba casi la mitad, unos 300.000. El otro pilar era la Corona de Castilla, que contribuía con 250.000; de los cuales tan solo 50.000 provenían de las Indias. ¿Por qué tan poco? Porque por estas fechas el dominio español en América se limitaba a las Antillas y a algunos asentamientos menores en la costa caribeña. Faltaban aún unos años para las conquistas de México y Perú, que serían las que revolucionaran las finanzas de la corona española.

Resumiendo, mientras que las Indias aportaban un mero 7% de los ingresos fiscales de la Corona, Nápoles representaba un 43%, seis veces más. Es lógico por tanto que Fernando dedicase mucho más tiempo y recursos a las guerras de Italia que a la conquista del Caribe.

 

Anuncios