El pasaje de Bartolomé de las Casas en 1517

Archivo General de Indias, Contratación, 4675B, Libro 2, folio 83r

Para mi tesis doctoral, estoy teniendo que leer muchos documentos del Archivo General de Indias, que por suerte están en su mayoría digitalizados y accesibles a través de PARES.

Hoy me he encontrado de casualidad con un apunte contable que menciona el viaje que realizó fray Bartolomé de las Casas a las Indias en 1517. No sé si ya ha sido transcrito y publicado en alguna de las muchas obras dedicadas a este cronista y defensor de los indios pero algunos puntos me parecieron curiosos, así que lo copio aquí:

el dicho dia [6 de abril de 1517] se libraron en el dicho tesorero [Sancho de Matienzo] a johan fernandez maestre de la / nao que dios salue que ha nonbre la trinidad dies mill mrs que ovo de / aver por el pasaje e flete de aqui a las yndias del bachiller barto / lome de las casas e quatro criados suyos que consygo llevo e de la libreria e rropas que llevava e de media camara que en la dicha nao / se le dio segund lo averiguo diego rrodriguez comitre de / sus altezas en presençia de los dichos rreuerendos padres gi / ronimos e de mi el dicho contador [Juan López de Recalde] sobre juramento que de el fue rreçibido / el qual dicho flete e pasaje sus altezas nos mandaron pagar / por virtud de vna su çedula fecha en madrid a diez e syete de  / setienbre de mill e quinientos e diez e seys los quales dichos mrs se le / libraron por quanto traxo çertificaçion del dicho bachiller como / pago a salvamiento en la dicha nao con lo que llevava el qual con la dicha çedula de sus altezas con nuestro libramiento estan en poder del tesorero

¿Qué es lo que me ha llamado la atención? Que Las Casas viajase con una librería, algo inusual en este tipo de viajes. Que el pasaje lo pagase la Casa de la Contratación. Y que le acompañasen “cuatro criados suyos”, aunque la palabra criado en el siglo XVI no significaba necesariamente servidumbre como la entendemos hoy día sino que podían ser en general subordinados que trabajaban para él.

El precio del pasaje fue de 10.000 maravedíes. Sé que es arriesgado comparar el valor de las monedas del siglo XVI con las actuales pero a mí me gusta manejar una equivalencia sencilla: 1 maravedí = 1 euro. Siendo cinco personas con mucho equipaje, el precio pagado vendría a ser parecido al de un billete de avión de hoy día. El tiempo de viaje, claro está, no tenía nada que ver 🙂

Anuncios