La isla canaria imaginaria que todos afirmaban haber visto

“Diseño de la isla de San Blandón en las Islas de Canaria en forma que muchas vezes se a visto y esta biendo mui clara y patente y mui continua, en la parte del Sur de la Isla de la Palma en donde se ben sus edifiçios montes y lo demas”. Contenido en un documento fechado a 25 de junio de 1737. (Archivo General de Indias, Mapas y Planos, Europa-África, 16)

En el portal PARES de los archivos estatales españoles dan a conocer los últimos documentos que va escaneando cada archivo. Hoy, curioseando en la lista de los mapas y planos digitalizados por el Archivo de Indias me he topado con este croquis.

Se trata de un dibujo hecho en 1737 de una isla del archipiélago de las Canarias tal como se veía desde el sur de la isla de la Palma. ¿La isla del Hierro? ¿Quizá la Gomera? No, el dibujo afirma que se trata de la “isla de San Blandón”, que debe ser una deformación del nombre de la famosa isla de San Borondón.

El dibujo da una descripción bastante precisa de la isla: ochenta leguas de largo, distante de la Palma unas 30 ó 35 leguas, su topografía es dominada por una “montaña grande” en el centro y dos “montañas pequeñas unidas” hacia el norte. En la llanura sur de la isla, el croquis muestra “una quebrada que hace la tierra” en esa parte.

La isla de San Borondón o San Brandán se menciona en leyendas desde la Edad Media y aparece dibujada en diversos puntos del océano Atlántico en numerosos mapas. A medida que los marinos portugueses, castellanos y de otros países exploraban las aguas atlánticas, la isla de Borondón fue cambiando de lugar hasta que finalmente, convencidos de la inexistencia de esta isla, los cartógrafos la eliminaron de los mapas.

Sin embargo, por lo que parece, todavía en el siglo XVIII había en Canarias quien creía que la isla de San Borondón existía y que estaba allí, enfrente de ellos; tan cerca que de vez en cuando podía ser vista desde las islas más occidentales del archipiélago. De hecho, en 1721 se organizó una expedición para ir a buscarla ¡y la encontraron! El mapa siguiente, de 1765, la muestra claramente:

Mapa anónimo de las Canarias, 1765. Conservado en el Servicio Geográfico del Ejército, Madrid.

Sobre este último mapa escribió un libro interesantísmo Juan Tous Meliá (El plan de las afortunadas islas del Reyno de Canarias y la isla de San Borondón, Museo Militar de Canarias, 1996), en el que además se detallan la expedición de 1721, el croquis del AGI y muchos más datos curiosos sobre esta isla mítica que se resistía a desaparecer. Animo a comprar el libro pero, si no, se puede leer buena parte de él en Google Books.

Anuncios