La peligrosa isla de Guadalupe

En 1515, Juan Ponce de Léon partió de Sevilla con tres naves para conquistar Florida. Tras cruzar el océano Atlántico, la primera tierra que avistaron fue la isla de Guadalupe. El percance que les ocurrió allí lo narra López de Gómara [1]:

Tocó en Guacana, que llaman Guadalupe; echó en tierra gente a tomar agua y leña, y algunas mujeres que lavasen los trapos y ropa sucia. Salieron los caribes, que se habían puesto en celada, y flecharon con sus saetas enherboladas los españoles; mataron los más que a tierra salieron y cautivaron las lavanderas. Con este mal principio y agüero se partió Juan Ponce al Boriquén, y de allí a la Florida.

Españoles muertos, españolas apresadas… ¿Por qué esta respuesta tan hostil de los caribes de Guadalupe? Para entenderlo hay que remontarse dos décadas, a una “visita” que Cristóbal Colón realizó a la isla en 1496. La violencia de aquel encuentro dejó marcados a los caribes, que permanecerían hostiles a los españoles durante siglos. Fue una desgracia, ya que Guadalupe era una isla estratégica, situada justo en el punto donde los vientos y corrientes del océano solían conducir a los barcos que se dirigían a América desde la península Ibérica.

La batalla de Guadalupe de 1496, muy poco conocida, la narro en detalle en un artículo que acaba de publicar la Revista de Historia Naval. En el artículo se revela además que el relato de esa batalla de Colón tiene una relación hasta ahora insospechada con uno de los personajes favoritos de este blog: Amerigo Vespucci. Mañana os doy más detalles.

[1] Capítulo XLV de López de Gómara, Francisco. Historia General de Las Indias / Francisco López de Gómara; Prólogo Y Cronología Jorge Gurria Lacroix. Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1979. http://www.cervantesvirtual.com/obra/historia-general-de-las-indias–0/

Anuncios