La batalla de Guadalupe de 1496

Mapa de Juan de la Cosa zoom Islas de Canibales
Las “islas de caníbales” en el mapa de Juan de la Cosa de 1500. Guadalupe es la isla de mayor tamaño del grupo, coloreada en verde. Juan de la Cosa iba a bordo de las carabelas que recalaron en Guadalupe tanto en 1493 como en 1496.

El 10 de abril de 1496, dos naves al mando de Cristóbal Colón arribaron a la isla caribeña de Guadalupe. Estaban regresando a Europa desde la isla Española pero la errónea ruta fijada por Colón les había llevado a agotar sus provisiones. Necesitaban alimentos para el viaje y los iban a conseguir – por las buenas o por las malas.

La batalla que siguió se conoce principalmente gracias a Hernando Colón y a Bartolomé de las Casas. Sin embargo, los relatos de estos dos cronistas – muy posteriores a los hechos – contienen incoherencias y lagunas.

Unos ocho años después de la batalla, empezó a circular por Europa un librito titulado Los cuatro viajes o Carta a Soderini. El presunto autor era, según el texto, Amerigo Vespucci, que narraba cuatro navegaciones que habría hecho al Nuevo Mundo. Hoy se sabe que Vespucci no fue realmente el autor sino que el desconocido editor de la obra usurpó su identidad. Existe mucho debate entre los historiadores sobre si alguna parte de esta Carta a Soderini provendría realmente de cartas de Vespucci, si parte de ella reflejaría hechos reales o si no es más que un pastiche de noticias conocidas y pura fantasía.

La Carta a Soderini narra una batalla, en una isla supuestamente llamada Iti, entre unos exploradores europeos y unos indígenas. En un artículo que acaba de publicar la Revista de Historia Naval, analizo ambos relatos y llego a la conclusión de que se trata en realidad de la misma batalla. La carta atribuida a Vespucci aclara de hecho algunas de las dudas dejadas por las fuentes colombinas y nos da una visión más coherente y completa de la batalla.

Esto lleva a preguntarse cómo pudo conocer el editor-autor de la Carta a Soderini la batalla de Guadalupe. Resulta que el canal de transmisión más probable fue el propio Amerigo Vespucci, que estaba en Andalucía cuando llegaron por fin allí las naves de Colón en junio de 1496, y que tenía que transmitirle un mensaje personal importante al Almirante. Esto cambia nuestra opinión sobre la Carta a Soderini, que ahora resulta ser más cercana al Vespucci real y contener algunos datos históricos verídicos que no aparecen en otras fuentes.

Por otra parte, el análisis de la batalla ha permitido aclarar de qué manera las tropas de desembarco castellanas utilizaron artillería naval como apoyo. Esta táctica militar era pionera en aquella época. Al cotejar otras fuentes, he encontrado que la misma táctica parece haber sido usada en otro desembarco castellano anterior, ocurrido en Jamaica en 1494. Esta operación, también bajo el mando de Colón, podría haber sido por tanto el primer asalto anfibio con apoyo de artillería naval de toda la historia.

Enlaces al texto completo en:

 

For an English version of this entry, visit History and Maps

Anuncios