Historia y Mapas

Blog sobre mapas antiguos y descubrimientos geográficos

Los años enigmáticos de Amerigo Vespucci

leave a comment »


En la biografía de Amerigo Vespucci hay una laguna de tres años, entre febrero de 1496 y mayo de 1499, en los que no se le menciona en ningún documento oficial ni privado. Durante esos años clave, un pequeño empresario florentino afincado en Sevilla, con escasa experiencia náutica, se transformó en explorador al servicio tanto de Castilla como de Portugal y en uno de los cosmógrafos más reputados de su tiempo. ¿Cómo fue posible? Hace siglos que los historiadores tratan de dar respuesta a esta pregunta.

La vida de Amerigo Vespucci hasta 1495 está bastante clara. Nacido en Florencia, a través de su tío adquirió una educación humanista y contactos en la élite de la ciudad. Su interés por los negocios le llevó a trasladarse en 1492 a Sevilla, donde pasó a trabajar para Juanoto Berardi, un empresario también florentino que estaba participando financieramente en las expediciones castellanas de expansión por el Atlántico, en dirección a las Canarias y las Antillas.

La pista de Vespucci se pierde, sin embargo, a finales de enero de 1496 en la localidad andaluza de Sanlúcar de Barrameda. Hasta allí había acudido Vespucci para acompañar una flotilla de cuatro carabelas que él y Berardi habían armado para la Corona a fin de llevar provisiones y pobladores a la Isla Española, donde la colonia establecida por Cristóbal Colón se encontraba en serios apuros. Dos de las naves tenían además la misión de explorar y buscar riquezas antes de volver. Las cuatro carabelas de Vespucci partieron el día 3 de febrero pero no llegaron a su destino. Sorprendidas por una tormenta, embarrancaron poco después en las costas gaditanas.

Itinerario de las cuatro carabelas de Vespucci, enero-febrero de 1496.

Itinerario de las cuatro carabelas de Vespucci, enero-febrero de 1496.

En este estudio, recién publicado, he reconstruido en detalle esta fallida expedición, incluyendo los nombres de gran parte de la tripulación y del pasaje, así como el cargamento transportado. Analizando los documentos originales conservados en el Archivo General de Indias, ha sido posible revelar también dos aspectos desconocidos sobre los días que pasó Vespucci en Sanlúcar. El primero es que el florentino contó en Sanlúcar con la inestimable ayuda de Antonio Torres, un “contino” (funcionario al servicio directo de los Reyes) que ya había capitaneado dos travesías de ida y vuelta a la Española. El otro es una línea de once palabras que faltaba en la transcripción publicada hasta ahora de un documento clave sobre Vespucci. Se trata de un apunte contable del 1 de febrero de 1496 que informa del pago en Sevilla a Jerónimo Rufaldi (socio de Vespucci y de Berardi) de cierta cantidad que Vespucci había reclamado por carta desde Sanlúcar. La línea hasta ahora inédita revela que en su carta Vespucci pidió expresamente que se entregase el dinero a Rufaldi para que este a continuación se lo enviase a él a Sanlúcar. La fecha y las circunstancias de este pago sugieren que Vespucci tenía previsto quedarse en tierra cuando partieran las carabelas, lo cual contradice una hipótesis formulada a mediados del siglo XX según la cual el florentino podría haberse embarcado en la flotilla con destino al Caribe para iniciar así su carrera descubridora.

La tercera línea de este párrafo faltaba en las transcripciones anteriores de documentos sobre Vespucci.

La tercera línea de este párrafo faltaba en las transcripciones anteriores de documentos sobre Vespucci.

Aclarada la estancia en Sanlúcar, mi objetivo ahora es determinar qué hizo Vespucci el resto del año 1496. Las mercancías rescatadas de las carabelas perdidas se cargaron en una nueva flotilla, que partió en junio de Cádiz para la Española. ¿Iba Vespucci a bordo? La respuesta, con un poco de suerte, el año que viene.

 

Referencia completa del estudio:

Luis A. Robles Macías. “Amerigo Vespucci en Sanlúcar de Barrameda en 1496”. Cartare, nº5, 2015, pp. 1-30.

Disponible gratis en la web del Ceconoca y en Academia.edu.

Written by Luis A. Robles Macías

5 septiembre, 2015 a 11:26 pm

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: